Entradas de la categoría Calorías

Consejos quemagrasas

consejos quemagrasasA todos nos preocupa bajar esos kilos de grasa acumulada en determinadas partes de nuestro cuerpo (si bien no hay forma de bajar la grasa localizada) y no es tarea fácil, pero hoy os proponemos algunos consejos simples quemagrasa.

La edad, el sexo, el peso… todo ello influye en el ritmo de nuestro metabolismo, mientras más rápido sea éste más calorías seremos capaces de quemar. Aumentar la velocidad de nuestro organismo está directamente relacionado con nuestra dieta y rutina de entrenamiento.

Por lo tanto, llevar a cabo una buena dieta tratando de incluir algunos de nuestros consejos y realizar el ejercicio adecuado e intenso van a ser claves fundamentales para conseguir alcanzar nuestro objetivo.

Consejos a seguir en el día a día

    1. Reduce tu ingesta calórica: cuantas menos calorías consumas y más seas capaz de gastar mayor será la reducción de grasa de tu téjido adiposo (grasa corporal). Es interesante evitar alimentos grasos como mantequillas, dulces, bollería industrial… ya que son muy calóricos.
    2. Incrementa proteínas y rebaja la ingesta de carbohidratos: ambos macronutrientes son imprescindibles, pero en muchas ocasiones abusamos de carbohidratos y no aseguramos nuestra ingesta de proteínas, indispensable para alimentar el crecimiento múscular.
      Además que el efecto termogénico de las proteínas (lo que el organismo consume para asimilarlas) está entre 20 y 25% de la cantidad ingerida, mientras que en el caso de los carbohidratos es sólo de 5-10%.
    3. Come regularmente: organiza tu calendario de comidas cada 3-4 horas, si bien no va hacer que varíe el metabolismo (uno de los grandes mitos de la alimentacion fitness), si que nos sirve a la hora de controlar el apetito.

 

  1. infusiones-quemagrasasIncluye en tu rutina ejercicios de fuerza: mucha gente cree que lo mejor para quemar grasa es hacer muchas horas de cardio, pero los expertos en deporte y nutrición comentan que lo mejor para quemar grasa es una sesión de calidad de pesas, elevamos la cantidad de oxigeno consumido post-entrenamiento, directamente relacionado con el gasto energético.
  2. Consume especias picantes (sin abusos): algunas especias como la cayena o las güindillas son útiles para acelerar el metabolismo. Gracias a la presencia de un compuesto químico llamado capsaicina, que interviene en los procesos metabólicos y además tiene propiedades antioxidantes.
  3. Toma una taza de café por las mañanas: además de ayudarnos a comenzar el día con un buen ritmo, el café es absorbido rápidamente por el torrente sanguíneo, haciendo que se aceleren las pulsaciones cardíacas consiguiendo picos de actividad metabólica incluso hasta varias horas después.
  4. Bebe agua fría: como sabemos, estar hidratado es fundamental pero además también interviene en la quema de calorías y es un modo sencillo de acelerar la digestión. Al ingerir agua fresca conseguimos acelerar el metabolismo para calentarla.
  5. Anímate con el té: es un buen aliado para quemar grasa, en especial el té verde. Además puedes usar algunos trucos para tomarlo en estas épocas de calor.

Conclusión

Si sigues estos consejos conseguirás quemar más grasas y reducir volumen y peso, si además quieres eliminar la grasa localizada en zonas concretas puedes recurrir a la Hidrolipoclasia, también en nuestro departamento de dietética y nutrición podemos ayudarte a llevar una alimentación equilibrada y baja en calorías.

Alimentos que sería útil alejar de nuestra vista para tratar la obesidad

comida-trampaEn el desarrollo de la obesidad influyen diferentes factores, entre ellos, la genética, los hábitos, el ambiente en que vivimos y demás, por eso, un reciente estudio que evaluó el entorno más cercano de adultos con y sin sobrepeso, señala que para tratar la obesidad, podría ser útil mantener alimentos lejos de nuestra vista.

La investigación evaluó a adultos con obesidad y con peso normal durante unas dos semanas, concluyendo que las personas con exceso de peso poseen comida a su alcance y a su vista distribuida por toda la casa.

Asimismo, aunque personas de peso normal y con obesidad gastaban lo mismo en sus compras y consumían similares cantidades de calorías, los últimos comían menos alimentos saludables y más comida rápida y se sentían más preocupados por qué comer y por el alcance a los alimentos. También se observó mayor prevalencia de síntomas depresivos y de baja autoestima en quienes sufrían obesidad.

Las conclusiones del estudio muestran una asociación entre la forma de comer y de comprar así como de almacenar alimentos y la obesidad, así como también, se observa que quienes tienen exceso de peso se sienten preocupados y estresados por su alimentación y ello puede ser causa de su baja autoestima.

alimentos sanosDado que se encontró un vínculo entre mayor cantidad de alimentos disponibles en el hogar y a la vista y la presencia de obesidad, se piensa que para tratar el exceso de peso, podría ser útil mantener los alimentos lejos de nuestra vista, de manera de dificultar el acceso a la comida cada vez que se piense en comer o se experimente un estímulo para la ingesta.

Así como se ha probado que dejar alimentos saludables a nuestro alcance favorece su consumo, también podría controlarse la ingesta alimentaria y los impulsos por comer, conservando los alimentos lejos de nuestra vista.

Sin duda la obesidad es una enfermedad compleja y multifactorial, por lo tanto, el estado emocional, el entorno y demás aspectos deben tenerse en cuenta para lograr un tratamiento exitoso de la misma.

En Clínica Riba podemos ayudarte y acompañarte en el proceso de adelgazamiento, así como ofrecerte la atención de manos de profesionales expertos en obesidad y sobrepeso.

Alarmante aumento de la obesidad en Europa

Esobesidad-y-sobrepesota semana se está celebrando en Praga el XXII Congreso Europeo de Obesidad y las previsiones en nuestro continente de cara a los próximos años no pintan nada bien. Si bien la tasa de obesidad y sobrepeso crecerá en toda Europa, España será de los países que se verá más afectado: si ahora mismo contamos con un 19% de población obesa, en 2030 esta cifra podría llegar hasta el 30%.

Peores números manejamos si nos referimos al sobrepeso: el 58% de las mujeres y el 80% de los hombres españoles en 2030 tendrán kilos de sobra. Unos datos muy alarmantes, sobre todo si tenemos en cuenta que tanto la obesidad como el sobrepeso están asociados a otras enfermedades graves como enfermedades cardiovasculares (cardiopatía y accidente cerebrovascular) y trastornos del aparato locomotor (osteoartritis). ¿Podemos hacer algo para cambiar estas previsiones?

Claro que podemos, pero no podemos hacerlo solos. Está claro que cada persona tiene una responsabilidad individual en cuanto a su alimentación: qué compro, cómo cocino, cuánto como. También tenemos responsabilidades en el ámbito de la actividad física: cuánto y cómo me muevo cada día.

Pero también la sociedad y la industria tienen sus responsabilidades a la hora de evitar que estas previsiones de obesidad y sobrepeso se cumplan. Según la nota de la OMS de enero de 2015 sobre obesidad y sobrepeso, la sociedad debería poder garantizar el acceso a alimentos sanos y saludables para toda la población, haciendo que sean económicamente accesibles. La industria, entre otros, debería reducir el contenido en azúcar, grasas y sal de los productos elaborados, y debería realizar una comercialización responsable.

¿DUE Meritxell Riba FuentesQué podemos hacer nosotros? Una llamada a la acción

Primero y principal: hay que aprender a comer. Desde Clínica Riba siempre apostamos por combinar los alimentos de tal manera que no exista déficit de ningún nutriente pero tampoco exceso. La tan conocida dieta equilibrada!
Por desgracia no tenemos la suerte de poder contar con una asignatura de educación nutricional en los colegios que, desde mi punto de vista, solucionaría muchos problemas; de modo que tenemos que informarnos sobre cómo comer de otras maneras. Los dietistas-nutricionistas son los profesionales a los que debemos acudir en esta ocasión: su tarea no es solamente la de pautar dietas de adelgazamiento, sino que tienen un compromiso de reeducación alimentaria de la población.

El ejercicio físico también es fundamental para evitar el sobrepeso y la obesidad, hacer del deporte el medio y no el fin. Varias veces hemos hecho hincapié en la importancia que tiene el “movernos” tanto para la salud  física como síquica, nos levanta el ánimo y nos ayuda a reducir el estrés al que muchas veces estamos expuestos.
Anímate a cambiar malos hábitos alimenticios y a moverte más, tu cuerpo y tu mente lo agradecerán!

 

Alimentos procesados

En el siguiente post compartimos una noticia que para nada nos sorprende, como siempre sostenemos que una alimentación sana es una alimentación libre de alimentos altamente procesados. Que sólo hemos de consumirlos de manera ocasional y educar a nuestros niños para que hagan lo mismo.

alimentosprocesadosAlimentos procesados y alimentación adictiva

Un nuevo estudio de la Universidad de Michigan confirma lo que desde hace tiempo se sospecha: los alimentos altamente procesados, como el chocolate, pizza y patatas fritas son uno de los más adictivos.

Este estudio ha sido realmente uno de los primeros en examinar específicamente la relación que poseen los alimentos con la “adicción de la comida”. Desde luego ha despertado un gran interés entre los científicos y los consumidores, teniendo en cuenta el gran problema que tenemos con el sobrepeso y la obesidad.

Algunos estudios anteriores concluían que los alimentos altamente procesados o que poseían un exceso de carbohidratos refinados y grasas, eran capaces de desencadenar conductas adictivas en la alimentación de animales.

Esadicción a la comidate estudio demuestra que en humanos, sucede exactamente lo mismo y que se cumple que una serie de sustancias provocan adicción a la comida. Los alimentos más palatables, más sabrosos, son los que pueden provocar respuestas adictivas por parte de los seres humanos.

Sin embargo, por el contrario, los alimentos que no están procesados y que no poseen carbohidratos refinados añadidos o grasa, como por ejemplo el arroz integral o el salmón, no provocaron ninguna conducta adictiva entre las personas.

Además de esto, se observó que las personas que poseían un índice de masa corporal mayor, demostraron tener más problemas con los alimentos altamente procesados, ya que eran posiblemente más sensibles a las propiedades que poseen dichos alimentos. Queda mucho por investigar pero está claro que existe una relación entre los alimentos procesados y nuestro cerebro.

Consumo de grasa

Hace unos días lahttp://www.dreamstime.com/stock-image-young-confused-girl-image24386271 noticia se leía y oía en varios medios de prensa: “Detectan un error en las recomedaciones sobre el consumo de grasa”. Aquí se destaca lo más relevante de esta nueva investigación que ha conmocionado foros y blogs de dietética y nutrición.

Una nueva revisión en Open Heart, asegura que no existen pruebas suficientes para sustentar las recomendaciones nutricionales que dicen que una dieta baja en grasas, es lo más saludable. Estas recomendaciones están vigentes desde la década de los setenta. Cuando se hicieron las recomendaciones nutricionales, no se proporcionaron ideas contundentes que demostraran que comer menos grasa, se traduciría en menos casos de enfermedades cardíacas.

En la década de los 70’s, la primera causa de muerte en Estados Unidos eran las enfermedades cardiacas. Cuando salieron estas nuevas directrices, los fcarbohidratosuncionarios de salud pública y el gobierno, las adoptaron inmediatamente y empezaron a mandar mensajes al público para que redujera su consumo de grasa a un 30 por ciento del total de calorías diarias, y redujera la grasa saturada proveniente de carnes rojas y productos lácteos, para que no sobrepasaran el 10 por ciento de las calorías totales. Hoy en día, después de más de 30 años de estas recomendaciones, las enfermedades cardíacas siguen siendo unas de las principales causas de muerte.

Según los investigadores del nuevo estudio, el problema fue que la recomendación fue arbitraria. El 30 por ciento nunca se investigó y por lo tanto nunca se comprobó. Con el tiempo se han realizado varios estudios que han comprobado que el consumo de grasa, no está completamente relacionado con nuestra salud cardíaca. Por ejemplo, se ha descubierto que apenas un tercio del colesterol proveniente de la comida, termina como colesterol en nuestra sangre.

Desde hace algunos años, la Asociación Americana del Corazón, junto con otros grupos, se ha dado cuenta de que estas recomendaciones no son las adecuadas. Por eso ellos recomiendan, en lugar de eliminar las grasas, poner más atención en los tipos de grasas que consumimos. La mayoría de las veces, cuando eliminamos las grasas de nuestras dietas, las sustituimos por carbohidratos, que nuestro cuerpo los desintegran en azúcares y en triglicéridos, un tipo de grasa que puede ser más perjudicial para el corazón que el colesterol proveniente de productos animales.

Egrasas buenassto no significa que debas de empezar a consumir grasas como loc@. Aunque después de este descubrimiento, no existe un límite máximo de consumo de grasas, lo que sí se sabe es que debemos de reducir nuestro consumo de grasas saturadas, pero no nuestro consumo de grasas totales.

Por el momento, la recomendación de los científicos y a la que nos sumamos es muy simple,  tenemos que comer comida de verdad. Entre menos procesada sea nuestra dieta, tendremos nutrientes y grasas saludables en nuestro cuerpo. El objetivo es encontrar el equilibrio de cada uno de nuestros cuerpos.

 

Efecto rebote

Desde Clínica Riba siempre insistimos en la importancia de una dieta equilibrada, saludable, donde el objetivo es perder peso pero sin correr riesgos y de manera efectiva. Ya hemos hablado en otras ocasiones del temido efecto rebote que ocurre cuando hacemos dietas muy restringidas. Pero sabéis qué es exactamente lo que pasa en nuestro organsimo para que se produzca este “efecto rebote”?

EEfecto rebotel organismo necesita de muchos nutrientes, el preferido en cuánto a aporte energético son los azúcares e hidratos de carbono, estos alimentos de forma rápida generan energía disponible para nuestro gasto diario de calorías. Cuando la ingesta de estos alimentos es mayor al gasto es entonces cuando se acumulan en forma de grasa como reserva para ser utilizados cuando haga falta,  esa reserva también conocida como “michelín”.

Dietas proteicas

Cuando eliminamos por completo estos hidratos de carbono y azúcares y en su lugar comemos únicamente proteínas (dieta dukan, hiperproteicas…) el organismo tiene que readaptarse y hacer uso de la reserva ya que la cantidad de energía que obtiene de las proteínas no es la misma que le proporcionaban los hidratos de carbono, con lo cual nuestra reserva disponible se consume de manera rápida, puesto que el organismo está “confeccionado” para que así sea.
Hasta aquí todo muy bien…consumo las reservas, es decir el michelín se hace más pequeño o desaparece, pero hay otra cara de la moneda en este tipo de dietas… El efecto rebote y la cetoacidosis.

dieta saludableEl efecto Rebote

Como nuestro organismo siempre intentará restablecerse y obtener energía, cuando hayamos dejado la dieta restringida de sólo alimentarnos a base de proteínas, al introducir nuevamente los hidratos de carbono, éste los acumulará como reserva con mucho más énfasis por si vuelven tiempos de “crisis” y le dejamos otra vez sin ellos. Eso se traduce en que de una manera más rápida aparecerá el michelín y es lo que conocemos como efecto rebote.

Cetoacidosis

Cuando la glucosa no está disponible, se metaboliza la grasa en su lugar, lo que explicaba antes de consumir la reserva a falta de hidratos de carbono y azúcares. A medida que las grasas se descomponen, los ácidos llamados cetonas se acumulan en la sangre y la orina. En niveles altos, las cetonas son tóxicas. Esta afección se denomina cetoacidosis y puede acarrear varios problemas si no se busca una solución rápida.

Este tipo de dietas, además de peligrosas por lo comentado antes de la cetoacidosis, son ineficientes, ya que lo perdido se recupera muy pronto y con creces!

 

Alimentos que sacian sin subir de peso

legumbres_sacian_ayudan_bajar_de_pesoLa saciedad es la sensación que experimentamos cuando el hambre se ha ido, es decir, es la sensación que nos permite culminar una ingesta y que determina el tiempo entre una comida y otra. Entre los alimentos que sacian y que por dicha razón, ayudan a controlar el peso destacamos a las legumbres.

Las legumbres en todas su variedades, desde alubias, judías y garbanzos hasta lentejas, guisantes u otras, por su alto contenido en fibra, sus proteínas vegetales y sus hidratos de bajo índice glucémico, constituyen uno de los alimentos más saciantes.

Según un estudio publicado en la revista Obesity, la ingesta de legumbres en una comida incrementan en un 31% la sensación de saciedad, ayudándonos a controlar el volumen de lo que comemos y por lo tanto, facilitando el control de las calorías consumidas y como consecuencia, del peso corporal.

También se ha probado que cuando se ingieren legumbres la respuesta glucémica es al menos 45% inferior que cuando se ingieren otras fuentes de hidratos, por lo que esto puede determinar que la ausencia de hambre se prolongue en el tiempo.

alimentos_que_sacianLa mayor parte de los estudios indican que tras el consumo de legumbres la saciedad es superior por unas 2 a 4 horas después de la comida, lo cual sin duda se asocia a mejor control de las cantidades ingeridas y una posibilidad superior de controlar el peso corporal.

Entonces, ingerir al menos una porción de legumbres unas tres veces por semana puede ser recomendable si buscamos controlar mejor lo que comemos incluyendo en la dieta alimentos que sacian y que permiten lograr un mejor manejo del peso corporal.

Las legumbres además, no sólo por incrementar la sensación de saciedad, son ideales para quienes buscan perder peso.

Si necesitas peder peso visítanos!

Dieta hipocalorica ¿qué alimentos puedo comer?

dieta_hipocaloricaLa dieta hipocalórica en casos de obesidad tiene como objetivo reducir la aportación de energía al organismo, alrededor de un 40% respecto de lo que la persona consumía antes de comenzar el tratamiento.
El seguimiento continuado del paciente con obesidad por parte del personal experto en dietética, que vaya modificando las normas según la evolución, es crucial a la hora de realizar este tipo de dietas.
La individualización de la dieta llevada a cabo por profesionales es fundamental para aumentar el éxito.
De todas maneras, hay unos cuantos alimentos desaconsejados para la mayoría de las personas con obesidad, ya que son muy concentrados y no son esenciales para el equilibrio alimentario.

Alimentos desaconsejados

Azúcar. Confituras. Miel.
Chocolate. Cacao
Bollería. Helados.
Snacks.
Fruta disecada: pasas, higos, ciruela…
Fruta seca grasa: almendras, avellanas, cacahuete, nueces…
alimentos_a_evitarAguacate. Aceitunas.
Carne grasa. Charcutería. Conservas de carne.
Pescado graso. Pescado en aceite o escabeche.
Caldos graso. Pués instantáneos. Sopas de sobre.
Bacon. Manteca. Chicharrones.
Quesos grasos. Quesos fermentados.
Yogur de frutas. Yogur azucarado.
Bebidas refrescantes azucaradas. Alcohol: cerveza, licores, aperitivos, vinos, etc.

Alimentos permitidos

Carne: buey, ternera, caballo, cerdo magro, carne sin grasa en general.
Aves: pollo, pavo, paloma.
Caza: conejo.
Ácidos grasos Omega-3Pescado magro, moluscos, crustáceos…
Leche desnatada. Yogures naturales. Quesos desnatados sin azúcar.
Verdura en general.
Zanahorias, alcachofas, cebollas, calabaza; se han de consumir en cantidades moderadas.
Café. Té. Infusiones.
Aguas minerales.
Especies. Condimentos.

 

 

aceite de olivaAlimentos básicos que se han de incluir en la dieta en cantidad limitada

Lácteos
Fruta
Carne y/o pescado y/o huevos
Aceite de oliva

Recomendaciones

NNutricionista Meritxell Riba Fuenteso conviene limitar el aceite a menos de dos cucharadas soperas al día, porque proporciona ácidos grasos esenciales.
Se ha de beber bastante agua, sobretodo entre comidas, para sentirse saciado y evitar picar entre horas. Es importante resaltar que el agua no engorda, ni durante las comidas ni entre ellas.
El hecho de beber agua de baja mineralización hace aumentar la diuresis, además de ayudar al riñón en su buen funcionamiento.

 

 

Hacer dieta y cambiar hábitos alimenticios: no es lo mismo

cambio_habito_alimenticioLa famosa frase de: “me voy a poner a dieta”, no siempre conlleva el: voy a mejorar mi salud. Hacer dieta está más asociado a seguir una “receta” de alimentos y comidas con la intención de perder peso y, a ser posible, lo más rápido posible. Sin embargo, cambiar hábitos alimenticios conlleva algo más profundo, más relacionado con la educación nutricional, donde la salud va primero y la pérdida de peso es una consecuencia..

No cabe duda de que hacer una dieta es algo más sencillo y cómodo. Me dan los alimentos y platos a consumir y lo sigo a pies juntillas, aunque no comprenda el porqué. Cambiar hábitos, sin embargo, implica conocer los diferentes grupos de alimentos, cómo cocinarlos, cuándo y cómo consumirlos.

lista_de_la_compraMientras que un cambio de hábitos consigue objetivos a largo plazo y es un proceso lento pero profundo, hacer dieta consigue resultados más a corto plazo, de manera más rápida, lo que hace que goce de muchos adeptos. Eso sí, no se puede seguir un tipo de dieta toda la vida, se hace aburrido y tedioso y al final se acaba por abandonar, por tanto: vuelta a empezar.

Aprender a hacer la compra, cocinar con técnicas culinarias más óptimas, comer despacio, sin llenarnos, mejorar el consumo de frutas, verduras y hortalizas, disminuir el de azúcares… Son hábitos que se aprenden despacio y con calma, pero que una vez asentados, suponen un cambio cualitativo muy grande en nuestra dieta que va a perdurar en el tiempo.

Como casi todo en la vida, la mejor opción es la que cuesta más trabajo y esfuerzo. Hacer una dieta os puede servir en un momento puntual o incluso puede enseñaros a comer de otra forma, pero tenemos que aprender a mejorar y cambiar hábitos, algo que vamos a interiorizar en nuestro día a día y a largo plazo potenciará nuestra salud.DUE Meritxell Riba Fuentes

En Clínica Riba apostamos por un cambio de hábitos, aconsejando una alimentación equilibrada y para nada monótona, incorporando además el ejercicio físico en nuestra rutina.

Nuestros profesionales del  departamento de nutrición y dietética acompañan y apoyan durante el proceso a nuestr@s pacientes.

Con tu fuerza de voluntad y nuestra dedicación y trabajo bien hecho, seguro lo conseguirás!

Las calorías

CaloriasLas calorías

Siempre andamos hablando de las calorías: este alimento tiene tantas calorías, si cocinamos de esta forma ahorramos calorías…pero, ¿realmente tiene sentido contar las calorías que comemos? Hay muchos que dirían que no sirve de nada, que hay que aprender a comer mejor. Otros, en cambio, dirían que es muy importante, para no pasarnos y engordar. Yo diría que depende, contar calorías sirve para unos casos y no tiene sentido en otros.

Antes del estallido de los smartphones, contar calorías era algo muy tedioso donde había que utilizar tablas con información calórica de los alimentos. Ahora, simplemente con una aplicación y buscando el alimento, podemos contar las calorías de nuestra dieta a golpe de click. Un ejemplo es FatSecret, una app para contar calorías muy efectiva.

app_cuenta_caloriasContar calorías para apreciar la realidad de nuestra dieta

Contar calorías puede ser una forma muy práctica de darnos cuenta de si nos estamos pasando con las cantidades. Muchas veces creemos que no comemos tanto hasta que ponemos sobre el papel los alimentos, sus calorías y sumamos todo. Una vez estimadas nuestras necesidades energéticas, contar calorías nos servirá para darnos cuenta de la realidad calórica de nuestra dieta, alimentos o comidas.

Pero, si simplemente queremos mejorar nuestra alimentación y perder algo de peso o mantenerlo, no vale la pena contar calorías. Simplemento tendremos que ponernos a mejorar hábitos alimenticios. Muchas veces contar calorías va a hacer que nos obsesionemos con los números y no pensemos en lo realmente importante: la calidad nutricional de ciertos alimentos.

Podemos caer en el error, por ejemplo, de no consumir aceite de oliva poque tiene muchas calorías, cuando realmente lo que tenemos que buscar es cómo introducir este alimentos tan beneficioso dentro de nuestra dieta.

Cosalir_a_correrntar calorías para optimizar el peso o la pérdida de grasa

En ciertos deportes nos puede interesar saber cuántas calorías ingerir para optimizar el rendimiento. Por ejemplo, después de una carrera, consumir 300 kcal de hidratos puede ayudarnos a mejorar la recuperación. Ahí sí nos resultará interesante contar calorías y gramos de alimentos. Eso sí, siempre enfocado a algo más profesional o si buscamos rendimiento.

Para deportes donde es importante mantener un peso o en etapas de definición sí se puede llevar un control más estricto de las calorías para asegurarnos que el balance sea neutro o negativo, incluso controlar cuántas calorías restringimos cada día.

Aunque el tema de las calorías no es una ciencia exacta, en ocasiones nos puede resultar útil contarlas. Como digo, primero para darnos cDUE Meritxell Riba Fuentesuenta de la realidad calórica de nuestra dieta y, segundo, para optimizar el rendimiento en ciertos deportes o en la pérdida de grasa.
Fragmento extraído del portal Vitónica alimentación, deporte y salud.

En Clínica Riba  contamos con un departamento de dietética y nutrición que tiene como principio reeducar nuestra alimentación , comiendo variado y llevando una dieta sostenible. Años de experiencia nos han dado la razón, sabemos que sumado al esfuerzo del/de la paciente nuestro acompañamiento y seguimiento durante el proceso de adelgazamiento es fundamental.

Si necesitas ayuda para adelgazar puedes contar con nosotros, con toda la confianza.

 

» Entradas más recientes