Entradas de la categoría grasa localizada

Mantener el peso perdido ¿Un imposible?

Mantener el peso perdido

En este completo post encontrarás información de interés sobre cómo nuestro organismo cambia tras una dieta y qué pautas seguir para que mantener el peso perdido no sea un imposible.

Abiggest-loserdaptación metabólica

Hace sólo unos meses atrás, un estudio evaluó la tasa metabólica de 16 participantes del programa televisivo “The Biggest Loser”, llegando a la conclusión que tras el adelgazamiento logrado su metabolismo se había reducido considerablemente.
Incluso seis años después, su cuerpo quemaba menos calorías que antes y el ritmo metabólico continuaba reduciéndose, lo cual sin duda dificulta el mantenimiento del peso perdido, pues aunque los kilos se recuperaban, el ritmo metabólico continuaba bajo.
Así, para mantener el peso perdido se necesitan muchas menos calorías que antes y el metabolismo disminuido obliga a continuar con una dieta restrictiva si no queremos sufrir el tan temido efecto rebote a causa de esta “adaptación metabólica” que suele suceder tras la pérdida de peso.

CMantener el peso perdidoambios neuroendócrinos

Gran parte de esta adaptación metabólica que sufre el cuerpo tras el adelgazamiento se debe a cambios neuronales y hormonales que se producen en respuesta a las dietas restringidas en calorías, el ejercicio intenso y otros recursos que “amenazan” al organismo colocándolo en una situación de estrés.
Así, ante el consumo energético reducido, el cuerpo responde enviando señales que producen más hambre, tales como un incremento de la hormona grelina o una reducción en hormonas que producen saciedad.

Asimismo, parte del problema puede deberse a la leptina, que se ha comprobado se reduce tras la reducción de peso y esta hormona regula el gasto metabólico así como la ingesta de alimentos y se produce en el tejido adiposo en gran medida, por lo que, al reducirse la grasa del cuerpo, se reduce la leptina también.
La leptina ante dietas estrictas disminuye su presencia en el organismo y por ello, sus señales de saciedad, de inhibición del hambre y de aumento del gasto metabólico también se reducen, pudiendo ser la causa del tan complejo proceso de mantener el peso perdido.
Éstos cambios neuroendócrinos también podrían ser los responsables de la ansiedad que experimentamos cuando estamos “a dieta” o de los deseos de comer aquello que más nos gusta pero que nuestro plan de adelgazamiento nos restringe.

adipocitosUn nuevo tejido adiposo

A medida que ganamos peso y almacenamos grasa, se van creando nuevas células en el tejido adiposo que aumentan de tamaño constantemente junto a la ganancia de kilos, pero cuando perdemos peso, los adipocitos no desaparecen.
Es decir, todas las células grasas que hemos ganado en el tiempo permanecen intactas y el cambio que se produce en nuestro cuerpo es unareducción en el tamaño de los mismos.
Así, tenemos un nuevo tejido adiposo que no funciona bien como antes y que no sólo produce menos leptina sino también, es menos eficiente para oxidar grasas pero muy eficiente para volver a almacenarlas.
Por ello, este cambio en el tejido adiposo podría ser otra de las causas del tan complejo proceso de mantener el peso perdido contra el cuál deberíamos luchar si queremos adelgazar con éxito sin sufrir efecto rebote.

¿Qué hacer al respecto?

Aunque es sabido que resulta muy complejo mantener el peso perdido y hemos visto diferentes factores que pueden explicar el por qué, aún tenemos algunos recursos para volver menos probable la ganancia de peso al atenuar el cambio en el metabolismo basal así como en los niveles de hormonas.
mantenerse_en_el_pesoLa leptina se reduce más ante dietas restrictivas y estresantes y la grelina, hormona que aumenta el hambre y el apetito, se incrementa en estas circunstancias al igual que ante descansos insuficientes, por lo que, evitar dietas con grandes reducciones calóricas o que producen una rápida pérdida de peso es primordial.
Además, practicar ejercicio regularmente para que nos ayude a conservar la masa magra es clave para reducir el impacto en el gasto metabólico basal, como así también, para regular hormonas que afectan el metabolismo y las señales de hambre y saciedad.
El ejercicio regular nos vuelve más sensibles a la leptina y reduce los niveles de grelina por lo tanto favorece el control de la ingesta de alimentos y nos ayuda a mantener el peso perdido.
Por supuesto, tener paciencia y realizar un verdadero cambio de hábitos en el tiempo es, aunque lento, efectivo para lograr adelgazar sin recuperar el peso perdido.

 

Las hormonas y las grasas

dieta_no_funcionaHas empezado una dieta para quemar grasa y conseguir bajar esos kilos que te sobran, todo marcha sobre ruedas y has logrado en dos semanas reducir tu grasa considerablemente. Por fin, tu dieta restrictiva está dando sus frutos, pero…

…a la semana siguiente hay cambio de panorama, la cosa se estanca y dejas de perder peso, a pesar de seguir cumpliendo cada día con tu dieta baja en calorías. Pues bien, acaban de entrar en juego tus niveles de hormonas encargadas de quemar grasa. Hoy, te ayudamos a conocer el papel que juega la leptina y cómo aprender a controlarla para conseguir el mayor efecto quema grasa.

¿Quién no ha sufrido en sus carnes algo parecido? Y con ello, la desmotivación por no conseguir nuestro objetivo y acabar “tirando la toalla”. Tal vez, no conocemos algunos conceptos importantes como las hormonas y el papel que llevan a cabo en los procesos quema grasas.

Son varias las hormonas que están involucradas en el mecanismo de perder y ganar peso y es importante conocer cómo funcionan, para no conseguir justamente el efecto contrario al que buscamos, es decir, el de acumular más grasa.

Hoy, vamos a hablar de la leptina y el papel que juega en todo esto. La leptina es una hormona que tiene como misión controlar la velocidad de quemar grasa de nuestro organismo.

¿leptina proteinaCómo funciona la leptina?

A groso modo a mayores niveles de leptina, mayor cantidad de grasa serás capaz de quemar y por consiguiente, cuando bajan estos niveles también baja la capacidad de nuestro organismo para utilizar nuestro tejido adiposo como combustible, es decir quemar grasa.

Cuando llevamos un tiempo siguiendo una dieta con una ingesta baja de calorías (porque nuestro propósito es bajar de peso) llega un momento en que nuestro cuerpo empieza a percibirlo y lo que hace para conservar la grasa que tiene, es reducir su metabolismo y parar la quema de grasa, los niveles de leptina se han reducido, ¡¡¡grave error!!!

Resulta paradójico pero realmente cuanto más alta sea la ingesta de calorías y más grasa lleve tu cuerpo, más alto serán los niveles de leptina y como consecuencia, más grasa conseguirás quemar.

Y ahí viene cuando la matan, ¿cómo conseguimos tener elevados los niveles de leptina para conseguir quemar grasa, si lo que estamos siguiendo es una dieta hipocalórica (baja en calorías) para perder peso?

las hormonas y las grasas

 

Un error de concepto

Cuando nos pasa esto y, como consecuencia, sufrimos el estancamiento de la quema de grasa, es decir en la bajada de peso, ¿qué es lo que generalmente hacemos? Por norma cometemos un error de concepto y seguimos disminuyendo aún más la ingesta de calorías, que es justamente lo peor que podemos hacer, si bien nuestro cuerpo seguirá quemando algo de grasa, pero el resultado que obtendremos no será el que óptimamente buscamos.

La solución es muy sencilla, sólo hay que aprender a jugar y a controlar los niveles de estas hormonas, en el caso que nos compete sería aumentar la cantidad de leptina en el momento adecuado para que el cuerpo vuelva a conseguir quemar la grasa que queremos.

¿Cómo aumentamos la leptina siguiendo con la dieta hipocalórica?

Lo ideal sería no seguir una dieta demasiado extremista, es decir, una dieta que sea tan restrictiva que nos haga bajar muy rápido los niveles de esta hormona. Se calcula que la leptina no comienza a bajar de nivel hasta llevada una semana de déficit calórico alto, momento en el que se pierde alrededor de un 50% de su nivel.

 

En cambio, para conseguir elevar los niveles de la leptina, no nos hace falta tanto tiempo, nos valdría simplemente que elevemos un único día la ingesta de calorías para recuperar los niveles. Por tanto, una buena opción para acelerar de nuevo tu metabolismo es realizar el “día trampa”, ese día en el que puedes comer lo que quieras (que no significa que se vaya a comer toda la cantidad que se quiera, pero sí darte el capricho de tomar esa comida prohibida durante la semana de dieta hipocalórica: pizza, hamburguesas, galletas, helados…).

Si seguimos nuestra dieta durante la semana completa, nuestra leptina disminuirá, pero el séptimo u octavo día, al hacer el día trampa, gracias a una ingesta más alta de calorías, nos ayudará a restablecer de nuevo nuestros niveles de esta hormona.

POSTRE

Conclusiones

reducir_grasa_localizadaAunque a simple vista parece que en un día tiramos a la basura el trabajo de toda la semana orientado a la para perder peso (en realidad lo interesante es pérdida de grasa), lo que estamos consiguiendo es “engañar” a nuestro organismo y aumentar la velocidad de quemar grasa a través del aumento de los niveles de leptina, capacidad que se había quedado estancada y por lo que no conseguíamos avanzar.

En Clínica Riba disponemos de un departamento de Nutrición y Dietética donde expertos en la materia podrán asesorarte y acompañarte en cualquier plan nutricional que necesites seguir.

Consejos quemagrasas

consejos quemagrasasA todos nos preocupa bajar esos kilos de grasa acumulada en determinadas partes de nuestro cuerpo (si bien no hay forma de bajar la grasa localizada) y no es tarea fácil, pero hoy os proponemos algunos consejos simples quemagrasa.

La edad, el sexo, el peso… todo ello influye en el ritmo de nuestro metabolismo, mientras más rápido sea éste más calorías seremos capaces de quemar. Aumentar la velocidad de nuestro organismo está directamente relacionado con nuestra dieta y rutina de entrenamiento.

Por lo tanto, llevar a cabo una buena dieta tratando de incluir algunos de nuestros consejos y realizar el ejercicio adecuado e intenso van a ser claves fundamentales para conseguir alcanzar nuestro objetivo.

Consejos a seguir en el día a día

    1. Reduce tu ingesta calórica: cuantas menos calorías consumas y más seas capaz de gastar mayor será la reducción de grasa de tu téjido adiposo (grasa corporal). Es interesante evitar alimentos grasos como mantequillas, dulces, bollería industrial… ya que son muy calóricos.
    2. Incrementa proteínas y rebaja la ingesta de carbohidratos: ambos macronutrientes son imprescindibles, pero en muchas ocasiones abusamos de carbohidratos y no aseguramos nuestra ingesta de proteínas, indispensable para alimentar el crecimiento múscular.
      Además que el efecto termogénico de las proteínas (lo que el organismo consume para asimilarlas) está entre 20 y 25% de la cantidad ingerida, mientras que en el caso de los carbohidratos es sólo de 5-10%.
    3. Come regularmente: organiza tu calendario de comidas cada 3-4 horas, si bien no va hacer que varíe el metabolismo (uno de los grandes mitos de la alimentacion fitness), si que nos sirve a la hora de controlar el apetito.

 

  1. infusiones-quemagrasasIncluye en tu rutina ejercicios de fuerza: mucha gente cree que lo mejor para quemar grasa es hacer muchas horas de cardio, pero los expertos en deporte y nutrición comentan que lo mejor para quemar grasa es una sesión de calidad de pesas, elevamos la cantidad de oxigeno consumido post-entrenamiento, directamente relacionado con el gasto energético.
  2. Consume especias picantes (sin abusos): algunas especias como la cayena o las güindillas son útiles para acelerar el metabolismo. Gracias a la presencia de un compuesto químico llamado capsaicina, que interviene en los procesos metabólicos y además tiene propiedades antioxidantes.
  3. Toma una taza de café por las mañanas: además de ayudarnos a comenzar el día con un buen ritmo, el café es absorbido rápidamente por el torrente sanguíneo, haciendo que se aceleren las pulsaciones cardíacas consiguiendo picos de actividad metabólica incluso hasta varias horas después.
  4. Bebe agua fría: como sabemos, estar hidratado es fundamental pero además también interviene en la quema de calorías y es un modo sencillo de acelerar la digestión. Al ingerir agua fresca conseguimos acelerar el metabolismo para calentarla.
  5. Anímate con el té: es un buen aliado para quemar grasa, en especial el té verde. Además puedes usar algunos trucos para tomarlo en estas épocas de calor.

Conclusión

Si sigues estos consejos conseguirás quemar más grasas y reducir volumen y peso, si además quieres eliminar la grasa localizada en zonas concretas puedes recurrir a la Hidrolipoclasia, también en nuestro departamento de dietética y nutrición podemos ayudarte a llevar una alimentación equilibrada y baja en calorías.

Efecto rebote

Desde Clínica Riba siempre insistimos en la importancia de una dieta equilibrada, saludable, donde el objetivo es perder peso pero sin correr riesgos y de manera efectiva. Ya hemos hablado en otras ocasiones del temido efecto rebote que ocurre cuando hacemos dietas muy restringidas. Pero sabéis qué es exactamente lo que pasa en nuestro organsimo para que se produzca este “efecto rebote”?

EEfecto rebotel organismo necesita de muchos nutrientes, el preferido en cuánto a aporte energético son los azúcares e hidratos de carbono, estos alimentos de forma rápida generan energía disponible para nuestro gasto diario de calorías. Cuando la ingesta de estos alimentos es mayor al gasto es entonces cuando se acumulan en forma de grasa como reserva para ser utilizados cuando haga falta,  esa reserva también conocida como “michelín”.

Dietas proteicas

Cuando eliminamos por completo estos hidratos de carbono y azúcares y en su lugar comemos únicamente proteínas (dieta dukan, hiperproteicas…) el organismo tiene que readaptarse y hacer uso de la reserva ya que la cantidad de energía que obtiene de las proteínas no es la misma que le proporcionaban los hidratos de carbono, con lo cual nuestra reserva disponible se consume de manera rápida, puesto que el organismo está “confeccionado” para que así sea.
Hasta aquí todo muy bien…consumo las reservas, es decir el michelín se hace más pequeño o desaparece, pero hay otra cara de la moneda en este tipo de dietas… El efecto rebote y la cetoacidosis.

dieta saludableEl efecto Rebote

Como nuestro organismo siempre intentará restablecerse y obtener energía, cuando hayamos dejado la dieta restringida de sólo alimentarnos a base de proteínas, al introducir nuevamente los hidratos de carbono, éste los acumulará como reserva con mucho más énfasis por si vuelven tiempos de “crisis” y le dejamos otra vez sin ellos. Eso se traduce en que de una manera más rápida aparecerá el michelín y es lo que conocemos como efecto rebote.

Cetoacidosis

Cuando la glucosa no está disponible, se metaboliza la grasa en su lugar, lo que explicaba antes de consumir la reserva a falta de hidratos de carbono y azúcares. A medida que las grasas se descomponen, los ácidos llamados cetonas se acumulan en la sangre y la orina. En niveles altos, las cetonas son tóxicas. Esta afección se denomina cetoacidosis y puede acarrear varios problemas si no se busca una solución rápida.

Este tipo de dietas, además de peligrosas por lo comentado antes de la cetoacidosis, son ineficientes, ya que lo perdido se recupera muy pronto y con creces!

 

Eliminar la grasa corporal

eliminar_la_grasa_corporalCrear un déficit energético para eliminar grasa

Este punto es clave para poder reducir nuestra grasa corporal. Necesitamos ingerir menos calorías de las que gastamos. Seguir una dieta hipocalórica hará que nuestro cuerpo utilice la grasa corporal como energía e ir así reduciendo nuestro porcentaje graso. Si ingerimos más calorías de las que gastamos, no podremos perder grasa.

Calculo del metabolismo basal (MB)

Existen muchas fórmulas para calcular el metabolismo basal pero hay que tener en cuenta que todas son una aproximación de la realidad. Algunas son de andar por casa y otras algo más avanzadas, os reportamos las tres formas más comunes de calcularlo (voy a usar en todas como ejemplo: varón de 30 años, 85kg, porcentaje de grasa 14% y altura 180cm):

A- Fórmula básica: si no te quieres volver loco (cosa que no recomendamos) existe está fórmula que no tiene en cuenta ni edad, ni estatura, ni porcentaje de grasa ni nada de nada:

MB Hombre: 1 caloría x peso en Kg. x 24 Horas
MB Mujer: 0,9 calorías x peso en Kg. x 24 Horas

Ejemplo A: 1 × 85 × 24 h = 2040 kcal
B- Fórmula de Harris-Benedict: es sin duda alguna una la más usadas, aunque aún así sigue siendo una aproximación, cuanto mayor es el índice de grasa o el índice de masa muscular del individuo mayor es el margen de error pero que padece de un margen de error que aumenta en individuos con obesidad:

MB Hombre: 66,473 + (13,751 x peso en kg) + (5,0033 x estatura en cm) – (6,7550 x edad en años)
MB Mujer: 655,1 + (9,463 x peso en kg) + (1,8 x estatura en cm) – (4,6756 x edad en años)

Ejemplo B: 66,473 + (13,751 × 85) + (5,0033 × 180) – (6,55 × 30) = 1933,30 kcal
C- Fórmula de Katch-McArdle: sin duda la más exacta que existe ya que tiene en cuenta la masa corporal magra y la grasa, pero claro esto es un inconveniente porque calcular la grasa suele ser una tarea complicada y que tiene su porcentaje de error en muchas ocasiones (usando básculas de bioimpedancia tiene error, si se usa lipocalibre es casi exacto).
La masa magra se calcular quitando el % de grasa corporal (con el ejemplo de 14% de grasa y pesas 85kg serían 11,9 kg de grasa y (85kg – 11,9kg ) 73,1kg de masa reducir_grasa_localizadamagra, o lo que es lo mismo 85 x ((100 – 14)/100) = 85 × 0,86 = 73,1kg.

MB: 370 + (21.6 x masa corporal magra en Kg.)
Ejemplo C: 370 + (21.6 x (85 × 0,86) = 1948,96 kcal
Muchas veces nos encontramos con que -aún haciendo una dieta equilibrada e hipocalórica y realizando ejercicio físico- no conseguimos reducir la grasa localizada. Para ello la medicina estética ofrece tratamientos específicos reductores donde se trata la zona concreta de acúmulo graso, entre los tratamientos más demandados con este fin encontramos: la Hidrolipoclasia, Cyclone, Cavitalyx.
La Hidrolipoclasia es en concreto el primer tratamiento que elimina la grasa de manera definitiva en una única sesión, siendo en la mayoría de los casos de forma ambulatoria, volviendo a la actividad pasadas las 24hs.

 

 

Hipotiroidismo y dieta

hipotiroidismoHipotiroidismo y dieta

Como muchos sabrán el  funcionamiento incorrecto de la glándula tiroides puede asociarse a un aumento de peso, por eso, es frecuente encontrar personas con hipotiroidismo que desean perder kilos y no les resulta tarea fácil. Para todos ellos, hoy dejamos algunos consejos dietéticos recogidos del portal Vitónica que pueden ser de gran ayuda.

Lo primero para mantener bajo control el hipotiroidismo es acudir a un profesional de la salud especializado en el tema y que nos administre la medicación necesaria. Con los fármacos sustituyendo el mal funcionamiento de la tiroides será más fácil revertir el aumento de peso e incluso, podremos perder algunos kilos.

Pero más allá de la medicina, algunos consejos dietéticos que pueden ayudarte si tienes hipotiroidismo son:

  • Alimentos-que-ayudan-hipotioridismoRealizar entre 4 y 5 comidas diarias, pues el fraccionamiento resulta fundamental si queremos mantener el metabolismo en actividad.
  • Evitar el picoteo y comer siempre sentado a la mesa, de manera de controlar las ingestas correctamente y tomar conciencia de ellas para saciarnos con facilidad.
  • Consumir alimentos bajos en grasas y desnatados, con el objetivo de ahorrar calorías derivadas de lípidos sin modificar el volumen de los alimentos a consumir.
  • Escoger alimentos y preparaciones de bajo índice glucémico, ricos en fibra, que demandan mayor tiempo de digestión y que proveen energía de forma lenta pero prolongada al cuerpo.
  • Evitar las dietas muy estrictas y de muy bajo valor calórico, pues colocarán en modo ahorro nuestro cuerpo y enlentecerán aun más el metabolismo ya afectado por el hipotiroidismo.
  • Beber suficiente cantidad de líquido cada día, pues el agua y la adecuada hidratación es fundamental para que el organismo funcione adecuadamente.
  • tratamientos-reductoresUn consejo extra dieta pero de gran ayuda para complementar la misma es realizar actividad física de forma regular, y si es posible, incrementarla gradualmente, pues es de valiosa utilidad para incrementar el metabolismo, sostener el peso y también, contribuir a un balance energético negativo si lo que buscamos es perder peso.

Durante mucho tiempo se estimulaba la ingesta de alimentos ricos en yodo, sin embargo, aunque el déficit de este mineral puede causar problemas tiroideos, frecuentemente la causa del hipotiroidismo no es directamente esa.

Es fundamental recordar que la tiroides libera hormonas que regulan el metabolismo, por ello, en el caso de quienes sufren hipotiroidismo cavitaciónresulta clave tomar acciones para incentivar la actividad del organismo y revertir la disminución del metabolismo que esta patología provoca.

En Clínica Riba, nuestro departamento de nutrición y dietética puede ayudarte a reeducar tus hábitos alimenticios si sufres esta patología, así como acompañarte durante todo el proceso de adelgazamiento. Disponemos de planes integrales que consiguen resultados sin pasar hambre, de manera saludable y en pocas semanas. Nuestros tratamientos reductores y remodeladores en conjunto con el seguimiento nutricional hacen que la pérdida de peso sea un objetivo muy fácil de conseguir. Consúltanos!

¿Qué puedo hacer para adelgazar?

motivación para adelgazar¿Qué puedo hacer para adelgazar?

Esta pregunta seguro nos resulta familiar, y la respuesta más sensata es: busca una motivación! En el siguiente post del portal Vitónica,  se recoge la opinión de un profesional que expone la importancia de tener un motivo para querer perder peso.

Puede haber infinitas dietas e infinitos consejos para perder peso pero sin duda, el mejor secreto para perder peso es tener la suficiente motivación. De nada sirve hacer dieta o comenzar a perder peso si no estamos motivados, porque tarde o temprano lo acabaremos dejando.

Cuando estamos motivados, todas las acciones que hacemos con el objetivo de perder peso, son más llevaderas. Si nos sobran kilos suele ser porque nos gusta comer de más o descuidamos mucho la forma de alimentarnos, cambiar esto es difícil si no hay una fuerte motivación de por medio.

Podemos buscar esa motivación en cuestiones personales, como adelgazar para un evento en concreto, o simplemente y mejor, buscar mejorar nuestra salud. Cada uno debe buscarse sus trucos para motivarse, algo básico que va a ser el motor para seguir perdiendo peso.

Muchas veces me preguntan: ¿Qué puedo hacer para adelgazar? Yo, antes de lanzarme a darle unas recomendaciones básicas le digo: busca una motivación lo suficientemente fuerte. Es básico para empezar a perder peso, algo que nos mueva a hacerlo.

Nutricionista Meritxell Riba FuentesOtra motivación puede ser adelgazar en grupo, así podemos reforzarnos unos a otros al tener un objetivo en común.

 

En Clínica Riba sabemos que la motivación es escencial para conseguir adelgazar, pero también creemos que una ayuda profesional para conseguirlo es importante a la vez que  necesaria en muchos de los casos. Pide una cita informativa sin coste ni compromiso, te orientaremos en los distintos caminos que puedes optar según tu caso. Disponemos de tratamientos reductores, dietas personalizadas y planes nutricionales.

Nuestro equipo de profesionales expertos en sobrepeso y obesidad te guiarán y acompañarán en este camino – de esfuerzo sí, pero no imposible!

Grasa corporal y peso

índice de grasa corporal hombresGrasa corporal y peso

Algunos mitos…

Cuando se practica ejercicio con el objetivo de perder grasa corporal y por ende peso, muchas veces se cae en errores y frustraciones, como así también en falsas creencias, ya que existen muchos mitos con respecto a este tema.

  • Los hombres pierden peso más fácilmente que las mujeres al realizar ejercicio.
    Verdadero: diferentes estudios realizados han demostrado que siguiendo el mismo entrenamiento y la misma alimentación el hombre pierde peso y grasa corporal. En cambio, en las mujeres esa pérdida no es tan significativa o en muchos casos aumentan el apetito para compensar esas calorías quemadas.
    La naturaleza, quien siempre determina nuestra evolución, requiere que las mujeres sean fértiles y tengan grasa corporal para así garantizar la continuidad de la especie.
  • Si se comienza un plan de ejercicios, ¿perderé grasa corporal?
    Falso: para perder grasa hay que generar un déficit calórico a lo largo de la jornada, es decir quemar u oxidar más calorías que las que consumimos.
    El ejercicio ayuda a crear ese déficit de calorías, pero nunca como método aislado, siempre debe estar complementado con una dieta hipocalórica y saludable.
    El ejercicio evita el aumento de peso y ayuda a mantener el peso que se ha logrado reducir, alivia el estrés, aumenta el metabolismo y de forma inconsciente contribuye a comer mejor, a tener más ganas de cuidarse.Cuando aún haciendo ejercicio no se pierde peso, es porque ese mismo ejercicio a veces incrementa el apetito, y en menos de un minuto reponemos esas calorías quemadas comiendo.Si se quiere utilizar el ejercicio como método de pérdida de peso, el más eficaz es aquel plan de entrenamiento que hace crecer nuestros músculos (entrenamiento de fuerza). Nos permite seguir quemando calorías aún cuando no se está entrenando a diferencia del ejercicio aeróbico que sólo quema calorías durante la actividad.
    Cuanta más masa muscular tenga, mayor es el gasto calórico debido al incremento de la actividad metabólica basal.
  • Hacer ejercicios de baja intensidad ayuda a perder grasa corporal.
    Falso: hemos dicho que para perder grasa hay que crear un déficit calórico a lo largo del día, ya sea con una dieta hipocalórica, o agregando ejercicio, pero más ejercico para quemar grasasque nada, combinando ambos factores.
    Ingerir menos calorías de las que se necesitan hará quemar la grasa corporal, para así obtener energía.Se sabe que el ejercicio de baja intensidad quema grasa y no glucógeno muscular como el de alta intensidad. Pero diferentes estudios demuestran que quemar grasa durante la actividad no reduce la grasa corporal.
    Además como el ejercicio de baja intensidad se puede realizar por más tiempo, se queman más calorías en una hora de carrera lenta (600 kcal) que en 10 minutos de carrera rápida de alta intensidad (150 kcal).Es importante aclarar que el ejercicio de alta intensidad contribuye a tener menor porcentaje de masa grasa corporal.
  • Para reducir grasa abdominal, se deben realizar abdominales.
    Falso: la grasa de una determinada zona no se elimina sólo con ejercicio intenso localizado.
    Cuando se pierde grasa corporal, se pierde por todo el cuerpo, no por zonas.
    Realizando ejercicio abdominal, se desarrolla la masa muscular, pero esa masa por si misma no da como resultado pérdida de grasa.
  • Cuando se realiza ejercicio diariamente y por algún inconveniente no se ejercita durante una semana, ¿los músculos se convierten en grasa?
    Falso: el músculo no se convierte en grasa, ni al revés, ya que son dos tejidos muy distintos que no se intercambian.
    Los músculos son quienes realizan el ejercicio, y mientras se entrena se desarrolla masa muscular, y cuando se consumen menos calorías se reduce la masa grasa.
    Cuando por alguna razón no se puede entrenar por un período de tiempo, los músculos pierden tonicidad (reducen tamaño), pero no se transforman en grasa.

No es conveniente considerar al ejercicio como un método para perder peso, sino que por el contrario se debería practicarlo para mejorar nuestra salud, el bienestar en general y para pasarlo bien.

Nutricionista Meritxell Riba Fuentes Si bien el ejercicio es muy importante para mantener el peso ya perdido, no es de forma aislada la solución para la pérdida de grasa corporal.

Un gasto calórico extra de 1000 a 2000 calorías por semana a través del ejercicio, nos permitirá gozar de una mejor salud, de un buen aspecto físico, de mucha vitalidad y menos estrés.

En Clínica Riba podemos ayudarte a reducir y eliminar la grasa localizada allí donde esté.  Pide una cita informativa sin coste ni compromiso, te orientaremos en los distintos caminos que puedes optar según tu caso, tratamientos reductores, dietas personalizadas, etc. Un equipo de profesionales expertos te guiarán y aconsejarán para sacar el mayor partido posible al tratamiento que elijas.

 

Dietas estrictas: fracaso asegurado.

Dietas estrictas

EDietas estrictasn esta época del año a casi tod@s nos preocupa nuestra figura, llegan los días de piscina y playa donde nuestro cuerpo se expondrá con poca ropa y muchas veces no nos gusta lo que tenemos para enseñar. Uno de los errores en esta época del año es hacer dieta estricta. En primer lugar, el verano es una época complicada para seguir a pies juntillas una dieta y en segundo, una dieta estricta está destinada al fracaso por los motivos que veremos a continuación.

Comer es algo que hacemos a diario y normalmente supone un placer. Cuando metemos una dieta estricta, ese placer se cambia por monotonía: los mismos alimentos o similares y el mismo modo de cocinarlos, que normalmente conllevan poco sabor y apetencia.

Esta monotonía en nuestra alimentación nos llevará al aburrimiento y la pérdida de motivación, con lo que la dieta estricta tendrá los días contados. La alimentación no puede estar muy encorsetada, ni en cantidad ni en calidad, porque si no será un verdadero suplicio y acabaremos abandonando la dieta.

come saludableMuchas veces hemos comentado que mejor que hacer una dieta estricta es cambiar de hábitos alimenticios. Algo que vaya de forma progresiva y que no suponga una alimentación tan estricta.

Ponernos a dieta es mucho más que seguir las instrucciones de un papel. Debe ser cambiar el estilo de vida, modificar el ambiente obesogénico que nos rodea: sitios donde comemos, alimentos en nuestra cocina, modo de cocinar…Y por supuesto, una buena dieta que se precie debe ir acompañada de un plan de actividad física y mucha paciencia.

En Clínica Riba contamos con un departamento de nutrición y dietética donde podremos orientarte y guiarte en el camino a la pérdida saludable de peso, cambiando hábitos, acompañando tu rutina del ejercicio físico y consiguiendo metas razonables y alcanzables. Además contamos con un equipo médico de expertos en sobrepeso y obesidad que atenderán todas tus dudas aconsejándote el mejor tratamiento según tu caso en particular. Disponemos de muchos caminos alternativos para conseguir un cuerpo saludable y en forma. Cuenta con nosotros, te esperamos!